¿Sabías que… la primera lámpara eléctrica en Uruguay fue prendida en 1883?

 

Descripción de Imagen:

De fondo se ve la fotografía antigua en color sepia del Frigorífico Anglo, que muestra el enorme complejo y una gran chimenea en funcionamiento. Sobre este se lee el texto: “¿Sabías que… la primera lámpara eléctrica en Uruguay fue prendida en 1883? (No fue en Montevideo, sino en Fray Bentos)”.

 

 

LA LLEGADA DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA A URUGUAY

 

La primera lámpara que se encendió en el Uruguay no fue en Montevideo, sino en Fray Bentos. Esto ocurrió el 10 de agosto de 1883 en una compañía frigorífica alemana llamada LEMCO (Liebig´s Extract of Meat Company), luego convertida en el Frigorífico Anglo cuando fue comprada por capitales ingleses.

 

El ingreso de la energía eléctrica, por esta región industrial incluso antes de llegar a Montevideo, fue un hito de la fábrica y del país.

 

En aquel momento el diario “El Ferro-Carril” de Montevideo publicaba: “Al Departamento de Río Negro le cabrá la gloria de ser el primero de la República donde se haya reemplazado el candil y la lámpara de kerosene por la luz eléctrica, una de las grandes conquistas del progreso humano”.

 

 

 

UN POCO DE HISTORIA SOBRE EL FRIGORÍFICO ANGLO

 

El Frigorífico Anglo fue una de las principales agroindustrias más importantes del Uruguay durante el siglo XX, ya que contaba con las procesadoras de productos cárnicos más importantes de América del Sur. Además, fue un lugar de tecnología avanzada en el Uruguay, que permitió dar el gran paso de ser el pionero en el país donde se encendiera una lámpara incandescente, tan sólo 4 o 5 años después que París tuviera iluminación pública eléctrica. La energía eléctrica era generada mediante carbón por la propia planta industrial, que al cabo de un tiempo abastecería también al Barrio Anglo, surgido en los alrededores como lugar de habitación de los trabajadores y sus familias provenientes de 60 países diferentes.

 

Recién a mediados de junio de 1886, Montevideo contaría con el mismo adelanto, inaugurándose con diez picos de luz en la Plaza de la Constitución. Pasó un largo tiempo para que la energía eléctrica fuera algo habitual en Uruguay, lo que da más valor a este hecho: un lugar alejado de la capital de la república y de incomparable vanguardia tecnológica para la época.

 

Varios años después, el Frigorífico Anglo del Uruguay, fue denominado como la “cocina del mundo” por alimentar a la población civil europea en tiempos de escasez, debido a las guerras en el continente. Su principal producto era el extracto de carne (Corned Beef).

 

Después de su cierre en 1979, se creó el Parque Industrial Municipal, que ofició de vivero de empresas; se mejoraron servicios del barrio Anglo, y se sentaron las bases de lo que primero fue un recorrido histórico-turístico por la fábrica y que luego culminaría con la creación del Museo de la Revolución Industrial.

 

En julio de 2015 fue declarado por UNESCO, dentro del contexto del Paisaje Cultural e Industrial Fray Bentos, como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

 

 

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta